Julian Murphy: la erótica de lo mecánico

Todos hemos jugueteado con las posibilidades sexuales de los objetos cotidianos. Es común que, mientras esperamos, un salero nos recuerde las curvas de una mujer o una botella nos haga pensar en símbolos fálicos. La diferencia entre los mortales y los artistas es la capacidad de hacer algo con estas ocurrencias. En ese sentido, los dibujos eróticos de Julian Murphy,


Tantric Pop Art, son una verdadera antología de la imaginación. Los objetos, no sólo se transforman en Dionisiacas representaciones, sino que además revelan secretos oscuros y fantasías imposibles. Mucho hay de lúdico en ellos, y por eso, su colección es un deleite de inteligencia y de sentido del humor.

Julian Murphy en: Erotic Artists












Share on Google Plus

About Diego (siempre con su Mariana)

Diego y Mariana se conocieron hace un suspiro de dos décadas. Se quedaron juntos y aprendieron, a la buena y a la mala, las mil maneras de construir una relación. Pronto se dieron cuenta de que el sexo era el más emocionante laberinto y decidieron navegar sus rincones en pareja. Empezaron a escribir lo que les sucedía, sólo porque parecía lógico. Se sentía divertido y así descubrieron que la participación de los demás ayudaba a que las sensaciones estallaran con mejor algarabía. Les gusta jugar con otros. Les gusta follar con otros y les gusta que otros vengan a visitar su Jardín, lo exploren y se vuelvan, al leerlo, compañeros de aventuras.

Aleatorias del pasado