Catálogo de la fauna que habita en Mariana: los senos

Los pechos de Mariana
Norte y Sur
no conocen el lenguaje
de violencia
Héroes de guerra
apacible
de mis manos
en la tierna marea
de un aliento
canción de cuna
en octavas azarosas
Dueños
en palacio del contacto
anfitriones ilustres
si se trata de rodearse
con plegarias bocas
con manos himnos
con otros senos cantos de nostalgia

Diego Velázquez
Share on Google Plus

About Diego (siempre con su Mariana)

Diego y Mariana se conocieron hace un suspiro de dos décadas. Se quedaron juntos y aprendieron, a la buena y a la mala, las mil maneras de construir una relación. Pronto se dieron cuenta de que el sexo era el más emocionante laberinto y decidieron navegar sus rincones en pareja. Empezaron a escribir lo que les sucedía, sólo porque parecía lógico. Se sentía divertido y así descubrieron que la participación de los demás ayudaba a que las sensaciones estallaran con mejor algarabía. Les gusta jugar con otros. Les gusta follar con otros y les gusta que otros vengan a visitar su Jardín, lo exploren y se vuelvan, al leerlo, compañeros de aventuras.

Aleatorias del pasado